EL INCREÍBLE FENÓMENO FUNKO POP

Publicado por: RRSS AFEDE En: Juegos y juguetes En: martes, abril 28, 2020 Comentario: 0 Golpear: 611

En solo dos décadas, la empresa estadounidense Funko, se transformó en un fenómeno global. Solo en los últimos 5 años llevan vendidos 40 millones de ejemplares. La historia de un emprendimiento casero que creó una nueva industria a partir de figuras de vinilo que escapan al realismo.

k4iNmy3E3w2WuPe5ELqUltpN82hLw0SkIlQS0s6J



Fenómeno de la cultura pop

Funko Pop ha representado una gran variedad de íconos de la cultura pop, reales y ficticios. La lista actualmente incluye alrededor de 180 licencias únicas de películas, TV, cómics, videojuegos, deportes y otros restos culturales (como las mascotas de cereales para el desayuno): piensa en una franquicia de moda y hay una gran posibilidad de que Funko se haya hecho con los derechos. Star Wars, Star Trek, Ghostbusters, Juego de Tronos , The Walking Dead, The Big Bang Theory, Disney, músicos de Kiss and los Ramones para, World of Warcraft, WWE (lucha), MLB (Liga de Baseboll) y la NBA, estas son solo algunas de las propiedades que Funko tiene en juego.

9Uwtk82f9lPtQ1APy2Pm6ZggbGDmTlrtbU08IM_M



Bajo el lema "Everyone is a fan of something" (todos somos fanáticos de algo), hay Funko Pop de cualquier cosa, la diversidad aumenta la probabilidad de que haya algún personaje que guste a alguien. Desde cantantes y celebridades del cine y televisión hasta personajes de ficción, pasando por adorables personajes de terror, los videojuegos, los cómics y hasta el mundo del rock o del deporte. Si existe, puede ser convertido en Funko y su diversidad hace que gente de gustos muy dispares tenga algo afín. Su clave del éxito está en que son relativamente económicos y hay unos 3.000 diferentes en el mercado solo de la línea de Pop Vinyl. Eso sí, las subastas de algunos, como la versión limitada de Dumbo payaso, pueden llegar a superar los 5.000 euros.

0iZxJ4W9iwWxzro2EfObI4KzhgxDIu3OLaTb4Px7

La historia detrás de las figuras de éxito

Todo se originó en 1998, cuando tres amigos amantes de lo retro, que se habían conocido años atrás, decidieron en un bar de Everett (Washington) crear su propio negocio. Mike Becker, diseñador de camisetas y entusiasta de los juguetes, junto a los artistas Rob Schwartz y Sean Wilkinson dieron rienda suelta a su imaginación y formaron Funko. El concepto inicial era bastante diferente al actual, aunque mantenía una similitud: un personaje cabezón. Computer Bob, un hombre con un ordenador por cabeza, era el primer diseño que creaban. Aunque no tuvo éxito, el germen de la idea ya estaba asentado. Solo había que hacerlo crecer. Y eso hicieron.

Los tres emprendedores empezaron a conseguir licencias de diferentes marcas comerciales, a las que añadían creaciones suyas. Betty Bob e incluso una mascota propia de estilo retro, Freddy Funko, fueron los primeros. Luego llegó Austin Powers, que gracias al éxito de la película, puso a Funko en el punto de mira internacional. Desde su garaje, con la ayuda de sus padres, Mike empaquetó más de 100.000 cajas. El teléfono no paraba de sonar y, como hicieron otros muchos emprendedores similares, Becker al descolgarlo se hacía pasar por un oficinista que pasaba la llamada a otro departamento. Todo por intentar dar una imagen más profesional.

La compañía debe su nombre al concepto de diversión. Querían algo que incluyera dicha palabra y no se decidían, hasta que dieron con la clave: un juego con los términos «Fun» y «Company» (Compañía de Diversión), que mutó en Funko.

Los llamados “funatic”, que es como se conoce a los fanáticos por estas figuras, empezaron a surgir por todo el mundo. Algunos trabajaban como voluntarios ayudando a la empresa, tanto en su logística como en los eventos. Poco a poco, el espíritu de la compañía se fue expandiendo y creando una especie de gran familia de amigos. Algunos recibían regalos exclusivos, otros, disfrutaban de ser parte de este sueño de infancia: ver a sus personajes favoritos convertidos en figuras.

4-p5E0CdfeEhSAUfNoAzcUy_h9Yj1ItDMepotRKj

A la izquierda Brian Marotti, presidente ejecutivo, a la derecha el creador, Mike Becker

Pero el estrés por el ritmo que estaban llevando hizo que Mike Becker decidiera vender la empresa en 2005 a un amigo suyo, Brian Marotti. Este, que sigue como presidente ejecutivo de ella, pasó por una mala racha durante tres años, sin saber muy bien hacia dónde encaminarse. Hasta que un día sonó de nuevo el teléfono, Warner Bros les ofrecía la posibilidad de utilizar su licencia a cambio de que hicieran algo que mantuviera la esencia original, pero a su vez fuera diferente. Y así, nacieron los Funko Pop actuales en la Comic Con de San Diego de 2010.

La última moda en coleccionismo

Cabeza cuadrada con bordes redondeados lo suficientemente grande como para representar la mitad de la altura de la pieza, una nariz pequeña, sin boca y ojos negros sin brillo, como pupilas, que, eso sí, te miran como queriendo ser “adoptados”

0nB0w7Ou88nElvgA5yRIXgljpg79nDJkAhzY-cXa

 Los Funko Force, que así se llamaban, fueron de los primeros. Iban dentro de en un blister de plástico que poco después cambió por las actuales cajas de cartón, más fáciles de apilar para coleccionar.

La fábrica Funko Pop nunca duerme: en tan solo 75 días un muñeco pasa de la etapa de diseño a la producción en serie con el objetivo de conquistar el corazón de un coleccionista. 

Cuánto más especial y único, mayor el costo. A veces con pequeñas variantes, como la línea "Chase" (que singulariza uno de cada seis muñecos con un accesorio o cambio de color en la estructura), con detalles de lujo que van de piel de felpa a siluetas transparentes y cuerpos que brillan como estrellas en plena oscuridad, pasando por muñecos perfumados o recubiertos de brillantina.

La riña entre coleccionistas se desata cuando se anuncia la salida de muñecos exclusivos, fabricados de forma muy limitada. Algunos lanzados sólo en convenciones anuales y otros porque tienen los días contados. Los llamados "Vaulted" son aquellas figuras que serán dejadas de producir, incluso, cuenta la leyenda, que su matriz es totalmente destruida.

Uno de los Funko Pop más cotizados de la historia de esta compañía es el Dumbo que tiene su rostro pintado como payaso. Solo existen 48 unidades en el mundo, logrando que su precio hoy supere los 6700 dólares.

d5-71m1-uiHWHk1wlZ1NGH-t-iuWDpj12ddEXJkW

Y mientras el catálogo de Funko Pop sigue creciendo, es inevitable hacerse alguna pregunta ¿cualquier cosa, por morbosa o tremenda que sea, puede transformarse en un coleccionable pop? la polémica saltó cuando salió a la venta el muñeco del personaje de ficción Laura Palmer, la adolescente a quien encontraron muerta y envuelta en plástico en el primer capítulo de Twin Peaks. Y terminamos con otra cuestión ¿alguien se ha resistido hasta el momento a Funko? pues sí, los amantes de Nintendo aún no tienen su figura de Super Mario.

YVlQd3a5VD4xkhqYFv3hjMUWN34vsYYLXsVg24Tp

 

Etiquetas: Funko Funko Pop

Comentarios

Deje su comentario