EL PATINETE, DE JUGUETE DE NIÑOS A MEDIO DE LOCOMOCIÓN PARA ADULTOS

Publicado por: RRSS AFEDE En: Juegos y juguetes En: lunes, enero 25, 2021 Comentario: 0 Golpear: 223

Los niños fueron los primeros usuarios de este divertido y práctico medio de transporte que ya cuenta con más de cien años de historia. Gracias a sus comienzos como juguete, hoy se ha convertido en un vehículo imprescindible también para los adultos.

uKfBWa7_EwgcfgXpH8m9TKEi-vFtNvE3pek-hsNl



La demanda por las nubes 

Hoy hablamos de uno de los regalos estrella de las pasadas Navidades y cuya demanda no para de crecer. Así lo asegura Idealo, web comparadora de precios online que ha publicado un informe en el que hablan de un aumento de las ventas de este vehículo en un 1.021% entre enero de 2019 y de 2020.

Ezwi4AqQ_f2rM0zhWtxOjONyV9tTIWAmUnScbBmk

Aunque este estudio se refiere en concreto a los patinetes eléctricos, lo cierto es que la demanda de patinetes infantiles no se queda corta. Se han convertido en los juguetes de exterior más cotizados, porque aúnan como ningún otro la diversión con el aprendizaje y el ejercicio saludable.

Historia y expansión del patinete

Aunque no podamos fijar un origen exacto, lo que es seguro es que surgieron del ingenio y la imaginación de los niños. Los primeros datan de finales del siglo XIX y posiblemente nacieron en Estados Unidos.

Todas las fuentes coinciden en que comenzaron construyéndose con chasis en madera y ruedas que fácilmente podían ser también de madera, rodamientos de bolas o cojinetes de alguna máquina, incluso enteras de hierro. Los niños de la época obtenían las maderas y rodamientos de cualquier manera posible, ya fuera pidiendo al carpintero del barrio o simplemente rebuscando en cualquier obra o descampado.

Los construirían artesanalmente con alguna herramienta prestada para atornillar, alguna piedra para poder clavar los clavos, trabajando en equipo con ilusión e ingenio. Precisamente ese carácter “casero” de su construcción hace que sea imposible encontrar uno de esos primeros patinetes, simplemente se rompían y se acababa el juguete.

9h6d8j6BO82a0Dk4KeFPtBm7YLF0G0IIfSbqhnMW

A finales de la segunda revolución industrial a algún empresario con capacidad económica se le ocurrió comercializarlos como juguetes.

Construidos ya con chasis metálicos y componentes de madera para la base, llantas fabricadas en chapa, neumáticos macizos de compuesto vulcanizado, freno trasero de pie y soporte para aparcarlo estos patinetes suponían toda una revolución. Símbolo del estatus social del niño y de la propia familia que lo tenía.

Cabe destacar que a comienzos del siglo XX una empresa estadounidense da un paso bastante significativo, dejando de ser el patinete sólo un juguete para niños y pasando a ser usado por adultos como medio de locomoción personal y fines profesionales. Un medio de transporte revolucionario y económico que contaba con un chasis específico al que se incorporó un pequeño motor de combustión, estamos ante la invención del patinete eléctrico.

EMWMGNPjSendB3NEgZieDmaMZt2XsOZa0Gd17Mdx

En la imagen podemos ver a Florence Norman, una  sufragista de Reino Unido. La imagen fue tomada en Londres en 1916 por el fotógrafo Paul Thompson. El pie de foto que explica la imagen, en el catálogo de Getty Images, indica que Norman, de 33 años, va camino de su puesto de trabajo y que el patinete era un regalo de su marido.

aZUTA9EmIie8Fwbl5-UysM4Ci_9q2UQDJr8QGYXD

Cuatro carteros del Servicio Postal de EEUU prueban nuevos patinetes. Foto hacia 1915.

Entre 1935 y 1960, y sobre todo en EEUU, se desarrolla un tipo de patinete de chasis sólido y ruedas de mayor diámetro, más apropiadas para la altura y peso de los adultos, lo que les ofrecía mayor estabilidad y seguridad. Curiosamente, ya no se usa el motor para impulsarlo, es el conductor el que lo impulsa con su pie.

Personajes icónicos de la industria cinematográfica usaron y posaron para las fotos mostrando este divertido modelo de fabricación estadounidense. Era utilizado para desplazarse por los estudios de grabación o simplemente para disfrutar de un agradable paseo por la costa o el barrio.

qHBzXb6ruxHNXGFNuvhVvkzP2IKFByE95fiUUR8m

Los actores estadounidenses Humphrey Bogart (1899-1957) y Allen Jenkins (1900-1974) son detenidos por exceso de velocidad en sus scooters por un guardia de seguridad en Warner Bros. Foto hacia 1938

Durante la década de los 60 el patinete quedó un tanto relegado a un segundo plano como juguete infantil por el furor que causaron la bicicleta y el monopatín.

Como todos recordamos, es a partir del año 2000, cuando los patinetes se vuelven a popularizar entre los niños. Reaparece mejorado, con materiales más ligeros y resistentes, como el plástico, aluminio y versiones posteriores de carbono.

Desde que adquieren la capacidad de andar, los pequeños empiezan a montar en patinete, antes incluso que en bicicleta, y es casi imposible quitárselo de los pies porque se ha convertido en su medio de locomoción preferido. Muchas veces, lo usan cuando salen a dar un paseo familiar porque se cansan menos y, de paso, se divierten.

csDztn-ynawrLIAXF5NmCChA0hFZP1tNyKIww0Ci

Tal ha sido su éxito que a los adultos “nos dio envidia” y también empezamos a usar esa misma base de patinete de rueda pequeña, con manillar más elevado y la ya muy extendida versión eléctrica. Una auténtica revolución en el mundo de la movilidad de hoy en día que nos permite desplazarnos de forma económica y más amigable con el medio ambiente.

Los principales beneficios de montar en patinete para los niños

  • Son divertidos: esta es la ventaja más evidente, a los peques les encanta montar. Disfrutan muchísimo haciendo carreras, probando trucos, formas de girar o de frenar. Y aprenden gran cantidad de cosas por el camino. Experimentan una sensación de libertad inigualable y ese contacto con la vida en el exterior les hace sentir felices.

  • Ayudan a acabar con el sedentarismo: Todos los niños pasan por una edad en la que cuesta sacarles de casa y, más aún, para dar un paseo en familia. Muchas veces prefieren quedarse viendo dibujos, jugando a videojuegos o haciendo cualquier otra actividad.

Lograr que hagan algo de ejercicio puede convertirse en una lucha constante y, cuando consigues que salgan, a la media hora los tienes diciendo que están cansados y que quieren volver a casa ¿te suena?

El patinete es el mejor aliado en estas situaciones. Como les encanta, aguantan mucho más tiempo paseando con él que caminando.

  • Son fáciles de manejar: Es uno de los motivos por los que están triunfando estos últimos años, aprender a montar en patinete no le llevará a tu peque más de unos minutos, mucho menos que lograr mantenerse sobre una bicicleta. Esto es así porque son más estables y es más fácil mantener el equilibrio sobre ellos, por eso pueden usarse prácticamente desde que los peques aprenden a andar.

  • Son muy seguros: Los accidentes en patinete son mucho menos frecuentes que en la bicicleta y bastante menos aparatosos. El principal motivo es que los patinetes permiten alcanzar velocidades bastante inferiores a las de las bicicletas, por eso son ideales para que tu peque monte en ellos mientras tú le acompañas caminando. Con la bicicleta es más fácil que lo pierdas de vista porque va más rápido. Además, los niños tienen más facilidad para apoyar en cualquier momento el pie en el suelo para evitar la caída. Aún así, siempre es recomendable usar casco y rodilleras, sobre todo cuando se está empezando a manejar el patinete.

  • Caben en cualquier sitio: Si vives en un piso, es mucho más fácil encontrarle un hueco al patinete que a la bicicleta. Además, caben en el maletero, por lo que los podrás llevar a las excursiones o en los viajes. De hecho, muchos patinetes infantiles se pueden plegar para que sean aún más compactos.

  • Ayudan a desarrollar la psicomotricidad: Montar en patinete ayuda a desarrollar las habilidades psicomotrices, la coordinación mano-pie-ojo, el equilibrio y el sentido espacial. Además, es un ejercicio aeróbico fantástico.

  • Son sostenibles: Fomentar desde pequeños el uso de medios de transporte sostenibles como el patinete es una manera estupenda de inculcar en nuestros hijos el amor por el medio ambiente.

Xzpg-9nrxwZ8fnK1TMsEavF748Lb09K2rXUplp2n



Qué tener en cuenta a la hora de elegir un patinete para niños

  • Edad, tamaño y peso del pequeño: Lo habitual es que los fabricantes indiquen un rango de edades y pesos recomendados para cada uno de sus modelos, pero se debe tener en cuenta también la talla y el peso porque puede haber muchas diferencias en niños de la misma edad.

  • El índice ABEC mide la velocidad de rodamiento del patinete, cuanto mayor ABEC tiene un patinete, más velocidad. Para niños pequeños sin experiencia, se recomienda empezar con uno bajito e ir subiendo.

  • Las ruedas: Existen patinetes con dos ruedas y patinetes con tres ruedas, incluso hay algunos que tienen cuatro, dos grandes delante y dos pequeñitas detrás. Cuantas más ruedas tienen más estables son y, por tanto, más indicados para niños más pequeños que están aprendiendo a manejar el patinete.

Otros aspectos a tener en cuenta son la dureza y el diámetro de las mismas. La dureza se indica con un número y una A, cuanto más alto es el número, más dura es la rueda. Las ruedas blandas aportan mayor agarre, pero también se desgastan con más rapidez. El diámetro de la rueda se mide en milímetros, cuanto mayor es el diámetro, más fácil y cómodo de manejar será el patinete.

  • El manillar y la plataforma: Los materiales con los que están fabricados van a determinar el peso, la manejabilidad y la resistencia. El acero es el más resistente, aunque aumenta el peso. El aluminio proporciona una buena combinación de estas tres características. También hay que fijarse en si el manillar es telescópico, es decir, si se puede ajustar a varias alturas para cuando crezca el niño.

La base de apoyo también puede ser de distintos materiales, las hay de plástico o de fibra de vidrio, que es mucho más resistente y segura.

  • El freno: Va montado sobre la rueda trasera y en algunos modelos sofisticados puede ir incorporado en el manillar. Es importante revisar su anclaje cada cierto tiempo para evitar accidentes.

Etiquetas: Patinete Juguetes

Comentarios

Deje su comentario